Apple presentó en San Francisco el esperado iPhone 5

Una vez más, el Yerba Buena Center de San Francisco se ha convertido en el epicentro mundial de la tecnología. Miles de periodistas de todo el mundo asistieron (o se conectaron) al enésimo evento de Apple, esta vez para ser testigos en directo de la presentación del iPhone 5, la sexta generación del teléfono móvil más popular de todos los tiempos.

No se trataba, esta vez, de un anuncio cualquiera. El empuje de los teléfonos basados en Android, la irrupción de los nuevos Nokia con Windows 8 y el lanzamiento de toda una serie de terminales con procesadores de dos y cuatro núcleos y grandes pantallas hacía más que nunca necesaria una reacción de la marca que fue capaz de revolucionar, con un solo modelo, el negocio mundial de la telefonía móvil.

Y es que el iPhone, en muchos aspectos, estaba ya siendo superado por terminales como el Galaxy S3 de Samsung, los nuevos HTC ONE X, los Motorola Racer Maxx, los Nokia Lumia 820 y 920 o los últimos miembros de la familia Xperia, de Sony.

Apple necesitaba dar un paso firme que le permitiera seguir manteniendo la ventaja sobre sus competidores. De ahí, en gran parte, la expectación. Ningún lanzamiento de un teléfono móvil que no sea un iPhone ha conseguido, hasta ahora, acaparar portadas de diarios y cabeceras de informativos de radio y TV de todo el planeta. Y esta vez, con el imperio de la manzana asediado por todas partes, no podía ser menos.

Como en anteriores ocasiones, los rumores llevaban semanas circulando por la red. Incluso un supuesto vídeo comercial con el nuevo producto estrella de Apple se filtró hace apenas unos días. Nuevo conector, posible nueva tarjeta nano SIM, aún más pequeña que la actual Micro SIM, pantalla de por lo menos 4 pulgadas, tecnología NFC, lector de huella digital, cámara mejorada, conectividad LTE… Como en otras ocasiones, algunos de los rumores han resultado ser ciertos mientras que otros no.

Una gran manzana blanca sobre un fondo arcoiris ocupaba por completo la fachada del Yerba Buena Center. Una unión de los estilismos pasado y presente de la marca. Las app stores de todo el mundo cerraron, como es habitual en estas ocasiones, para volver a abrir justo después de la presentación, con los nuevos productos incorporados.

Tim Cook, el CEO de Apple, salió al escenario y las primeras palabras fueron, esta vez, para España. Cook, en efecto, mostró imágenes de la inauguración del nuevo Apple Store en Barcelona. Apple ya tiene 380 tiendas en 13 países diferentes, ha vendido 17 millones de iPads solo en el último trimestre (89 millones en total, el 68% del mercado) y el nuevo sistema operativo para los Mac, el Mountain Lion, lleva ya siete millones de descargas… En cuanto a las aplicaciones, Cook subraya que la App Store cuenta ya con un catálogo de 700.000 aplicaciones, 250.000 de las cuales están específicamente diseñadas para el iPad.

Tras la introducción, Phill Schiller, uno de los pesos pesados de Apple, subió al escenario y comenzó a hablar del iPhone, el motivo central de la presentación. Y así, sin más tardanza, sacó del bolsillo el nuevo terminal de la marca de la manzanita. Un iPhone 5, por cierto, que a primera vista se parecía mucho al de las imágenes filtradas por Internet durante las últimas semanas. La carcasa, de una pieza, es de aluminio.

 

El terminal tiene apenas 7.6 mm de grosor y pesa solo 112 gramos. De hecho, es un 18% más delgado y un 20% más ligero que el iPhone 4S.

El aspecto externo del teléfono, excepto por la altura, no ha variado. Por lo menos en la parte delantera. Por detrás, sin embargo, presenta sutiles diferencias con respecto a los modelos anteriores.

La pantalla, tal y como se rumoreaba, es de cuatro pulgadas. Y por supuesto integra la tecnología Retina Display, con una resolución de 1136 x 640 píxeles (326 ppp).

La nueva pantalla tiene un 44% más de saturación que la anterior. Y presenta la novedad de incorporar sensores táctiles en la misma, lo que ha permitido eliminar una capa y hacer el iPhone más delgado que su antecesor. El ancho del terminal sigue siendo el mismo que el del iPhone 4S. Sólo ha crecido en lo alto. Lo cual permitirá seguir ejecutando sin problemas las aplicaciones que ya existen y añade la ventaja de tener una quinta fila de iconos siempre visible en el escritorio (en el iPhone 4S solo cabían 4).

El nuevo iPhone lleva conectividad LTE (Long Term Evolution), popularmente conocida como 4G, que está llamada a sustituir a la actual tecnología 3G y que permite velocidades de transferencia de datos de hasta 100 megas por segundo, casi diez veces las actuales.

Apple ha decidido, además, utilizar la banda de 1800 Mhz para LTE, lo cual en la práctica significa que por ejemplo en Venezuela la única operadora que podrá brindarle el servicio 4G será Digitel.

Otra novedad es el chip. El iPhone 5 monta un procesador A6 que, según Cook, es dos veces más rápido que el A5 del iPhone 4S (y un 22% más pequeño). Algo que se notará enormemente a la hora de ejecutar juegos. A todos los efectos, el nuevo iPhone tiene ya todas las capacidades de una videoconsola. Y con una duración de la batería muy mejorada, que pasa a ser de diez horas en funcionamiento.

Nueva cámara, más prestaciones

Imagen9

En principio, ofrece las mismas prestaciones que la del iPhone 4S (8 megapíxeles), sólo que es hasta un 25% menor y con nuevas funciones, como la de realizar fotografías panorámicas y reaccionar hasta un 40% más rápido que la del modelo anterior. Otra función interesante, que ya estaba presente en varios terminales de la competencia, es la posibilidad de hacer fotografías al mismo tiempo que se graba un vídeo en HD. Esta vez Apple sí permitirá usar Facetime, su aplicación de videoconferencias, a través de la conexión de datos (y no sólo por Wifi).

El nuevo iPhone también estrena conector, que será de solo 8 pines (el actual es de 32). Se llama “Lightning” y Apple anuncia que habrá un adaptador disponible que permitirá, entre otras cosas, aprovechar los cargadores que los usuarios ya tienen en casa. Se acabó, por ahora, la posibilidad de cargar el iPhone y el iPad (por turnos, claro) con el mismo cargador.

El sonido también ha sido mejorado. El iPhone 5 incorpora tres micrófonos (en vez de dos) y ha aumentado la potencia de los altavoces. El resultado será un incremento de la calidad de voz en las llamadas y también a la hora de reproducir vídeos o música.

Por supuesto, el terminal incorpora la nueva versión (iOS 6) del sistema operativo de Apple, que permite una mayor integración de las aplicaciones con iCloud y aporta numerosas mejoras en la gestión y uso de mapas y en el navegador. La nueva aplicación Maps, por ejemplo, incluye más de cien millones de puntos de interés de todo el mundo y es capaz de presentar edificios en 3D. Gracias a un acuerdo con el popular Tom Tom, Apple podrá ofrecer a partir de ahora su propio servicio de guiado y rutas, así como ofrecer, en tiempo real, información sobre el tráfico o posibles incidencias en la carretera.

También iTunes cambia por completo en el nuevo sistema operativo. A partir de ahora integrará los “me gusta” de Facebook, mostrará un nuevo aspecto y podrá activarse también un pequeño reproductor tipo widget.

Los nuevos iPod

Apple aprovechó la ocasión para presentar también a los nuevos miembros de su familia iPod. Una familia que, por cierto, no ha compartido durante estos últimos años los espectaculares crecimientos de los iPhone y los iPad. Más bien todo lo contrario. Por un lado, el nuevo iPod Nano 7G. Más alargado, con pantalla multitáctil de 2,5 pulgadas. Incorpora (por fin) Bluetooth. Costará 149 dólares.

Y por otro el nuevo iPod Touch, con 6.1 mm de grosor, 88 gramos de peso, la misma pantalla que el iPhone 5 (es decir, Retina Display) y el mismo procesador que el iPhone 4S (el A5). Permite escuchar música durante 40 horas seguidas, ver vídeo durante 8 horas e incluye Siri, el sistema de reconocimiento de voz de Apple.

El nuevo Touch incorpora, además, un pequeño enganche retráctil llamado “The Loop” que permite incorporar una correa y llevar el dispositivo cómodamente colgado de la muñeca o del cuello. Su precio será, según la capacidad que se elija (32 GB o 64 GB), de 299 ó 399 dólares.

Los asistentes esperaban el ya clásico y famoso “one more thing…” (una cosa más…) la frase que dio pie, en su día, al anuncio de anteriores versiones del iPhone. Se esperaba que Apple anunciara también su iPad Mini, una versión del iPad en 7 pulgadas, pero Cook no hizo ninguna mención al respecto, como tampoco de la nueva (y al parecer inminente)televisión de Apple, destinada para muchos a revolucionar el mundo de los televisores de la misma forma que ya hizo con la música, los teléfonos y la informática personal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s